Archive | Citas RSS for this section

Sostres sobre Gaudí

La influencia de Gaudí sobre nosotros, en el sentido práctico, trasciende el dato formal. Sería desastrosa, o al menos equivocada, cualquier inserción del repertorio figurativo de Gaudí en el esfuerzo creador en que estamos empeñados los arquitectos españoles en la actualidad: si por ejemplo, por motivos de simple ascendencia histórica, intentásemos vitalizar un neogaudinismo, con columnas inclinadas, volúmenes pétreos, contornos ameboides, bóvedas parabólicas, revestimientos con fragmentos de azulejos, etc. En cada caso Gaudí empleaba, oportunamente, esos elementos, y con un sentido garantizado por la gracia superior de su personalidad. Por tanto, el mejor estudio y conocimiento de Gaudí (…) debe ir en todo caso condicionado, como cualquier estudio del pasado, a sus propios límites, y sobre todo, a las circunstancias historiográficas a las cuales está fatalmente vinculado.

Josep María Sostres

SostresMaluquer

La negrita es mía. Para empezar, tengo una reflexión sobre la frase de los azulejos, que más tarde se acompaña de un impecable “el estudio de Gaudí debe ir en todo caso condicionado a sus propios límites”, y que yo considero una crítica certera, que comparto plenamente, sobre tomar elementos del pasado y, extrayéndolos de su contexto, colocarlos en otro lugar sin atender a las consecuencias. Desde aquí una opinión: no creo que hoy con los medios técnicos de que disponemos y el ámbito cultural en el que nos movemos, Gaudí hiciese el trencadís como lo hacía en su época. Él tenía en cuenta su entorno y sus recursos. Y nuestro entorno y nuestros recursos no son los mismos.

Además esta cita me provoca a una segunda reflexión. Sostres sugiere que el “mejor” estudio de Gaudí atiende a que, “como cualquier estudio del pasado”, tiene sus propios límites y unas circunstancias historiográficas particulares. Desde mi punto de vista es de nuevo una sugerencia de “la copia sí, pero con peros” que ya he visto en muchos otros teóricos de la Arquitectura, y que me ayuda a definir una actitud “responsable” hacia el estudio de la historia de la Arquitectura, que tanto me gusta, y con el que tanto os doy la tabarra.

Encontré este fragmento en el libro “Opiniones sobre Arquitectura” que es del año 1983 y recopila escritos de Sostres. Este párrafo pertenece al artículo “Situación de la obra de Gaudí en relación con su época y trascendencia actual”, que se publicó en la Revista Nacional de Arquitectura en junio de 1953.

Contadme cuáles son vuestras impresiones o sugerencias sobre el texto en comentarios, me encantaría comentarlo con vosotros.

¡Un besote! (se acerca la fetsac14)

Reflexiones sobre las citas I

Hola familia, aquí estamos de vuelta.

He estado pensando. De vez en cuando viene bien. A raíz de el último podcast, se me ha quedado una frase de Luis Santalla (@sisosb46) dentro de la cabeza, que yo no pude evitar interpretar como una crítica, aunque no sé si sería su intención. En todo caso para mí ha sido una crítica constructiva así que perfecto.

Él comentaba que le parecía importante aportar contenido, y decía que no tenía sentido que todos pusiésemos citas o planos o datos copiados y pegados que para nosotros explican muchas cosas si no consiguen una repercusión, si no se llenan de sentido con los comentarios con una discusión o reflexión al respecto. Yo estoy de acuerdo, creo que se convertiría en una cita repetida y vacía de significado. Para mí, como generadora de contenidos, la reflexión lleva a que debemos contar porqué son importantes, aportar porqué a nosotros nos parece interesante. De esta manera creo que además se estimula la opinión ajena, el contraste. Así que, a partir de ahora, cuando cite o referencie contaré algo de porqué a mí me parece importante el dato, qué creo que aporta 🙂 Así que gracias, Luis.

A partir de hoy repasaré ciertas ideas que me provocan las citas que ya he puesto, y actualizaré los post con ellas.

bruno-munari

Sobre la cita de Munari hablando del “artista” que yo proponía cambiar por “arquitecto” tomo sus palabras porque creo que explican muy bien mi idea de qué debe ser un arquitecto hoy día. Creo que yo nunca me he sentido encima de un pedestal, pero además de eso, cuando veo un arquitecto “en el pedestal” lo que siento es indignación, una repulsión casi física. Cuando encuentro algún detalle sobre un arquitecto que habla de la participación, la atención al ciudadano o al detalle pensando en el usuario es cuando pienso “yo quiero hacerlo así”.  Por tanto es una reacción personal, visceral, emocional, que Munari racionaliza para mí.

¿Qué reacción os provoca un arquitecto que está “en un pedestal”? Podemos contar también quién se sube y a quién lo suben…

Fisac sobre la copia

Creo que esta disposición a inventar está indisolublemente unida a la de crear. Y un arquitecto, o crea o no hace nada. Y sé que esta afirmación puede parecer pretenciosa, o realmente serlo, pero, en último caso, la pretensión sería de la profesión y no de las personas que estamos metidas en este quehacer.

Por eso me ha parecido y me sigue parecidendo muy mal el profesional que “fusila”. Para mí “fusilar”, es decir, copiar el proyecto de otro en arquitectura, es sinónimo de inmoralidad, y esto desde luego no quiere decir que piense que cada obra arquitectónica ha de tener origen ab ovo.

En ese caso el hombre no sería un ser histórico; su más genuina diferenciación de los otros animales. Pero una cosa es continuar, o mejor ser continuador de una civilización y otra coger -robar- una solución, com cuando en un collage se recorta y se pega la foto de un periódico.

Miguel Fisac

Fisac by David Jiménez

La negrita es mía.

“Carta a mis sobrinos (estudiantes de arquitectura)” escrita en Diciembre de 1982, yo la encontré en la publicación que hizo de ella la Fundación Miguel Fisac, de Noviembre de 2007.

De la Sota sobre la copia

Wright por de la Sota 2

En este humilde homenaje, al copiar, dibujando, alguna de las obras del maestro, por ellas, aún conocidas, asombra más su persona. Invitaría yo a que cada uno repitiese este homenaje y valga también el mío.

Alejandro de la Sota

Wright por de la Sota 1

“Ha muerto Frank Lloyd Wright” publicado originalmente en el número 5 de Arquitectura, en septiembre de 1959. Yo lo encontré en la página 36  de “Alejandro de la Sota. Escritos, conversaciones, conferencias.” de la editorial GG.

 

<<Ahí hay mucho…

‘Ahí hay mucho trabajo encerrado’ , suele decirse cuando uno contempla un objeto hermosamente trabajado y cree percibir el meticuloso cuidado y el saber de la persona que lo ha hecho. Pensar que nuestro trabajo se conserva realmente dentro de las cosas que nos salen bien es una representación que se acerca a los límites de la reflexión sobre el valor de una obra. ¿Reside nuestro trabajo en las propias cosas? Muchas veces, cuando me conmueve un edificio, una música, una pieza literaria o bien un cuadro, estoy tentado de creer que esto es así.

Peter Zumthor
Pensar la arquitectura (2006)

Munari sobre el artista

Actualmente resulta necesaria una obra de demolición del mito del artista divo que produce sólo obras maestras para las personas más inteligentes. Debe pensarse que mientras el arte se mantiene al margen de los problemas de la vida, interesa sólo a pocas personas.  En lo presente resulta necesario, en una civilización que se está convirtiendo en la de las masas, que el artista descienda de su pedestal y se digne proyectar la muestra del carnicero (si sabe hacerla). Es preciso que el artista abandone todo aspecto romántico y se convierta en un hombre activo entre los demás hombres, informado sobre las técnicas actuales y sus métodos de trabajo, y que, sin abandonar su innato sentido estético, responda con humildad y competencia a las demandas que el prójimo le pueda dirigir.

Bruno Munari
El arte como oficio (1966)

Sugerencia: cambiad artista por arquitecto y el arte por la arquitectura 😉

Tomo estas palabras porque creo que explican muy bien mi idea de qué debe ser un arquitecto hoy día. Creo que yo nunca me he sentido encima de un pedestal, pero además de eso, cuando veo un arquitecto “en el pedestal” lo que siento es indignación, una repulsión casi física. Cuando encuentro algún detalle sobre un arquitecto que habla de la participación, la atención al ciudadano o al detalle pensando en el usuario es cuando pienso “yo quiero hacerlo así”.  Por tanto es una reacción personal, visceral, emocional, que Munari racionaliza para mí.