Bicicletas [No] Comunales.

n+1

Donde quiera que esté, mi bici es mia. Donde quiera que esté, mi bici es mía.

¿Saben el chiste de la bicicleta comunal? ¿No?

Dejen que se lo cuente. No por nada -ya les advierto que lo cuento mejor con unas cañas delante y que así pierde- sino porque tengo para mí que es la definición perfecta de la impostura que nos gobierna en esta sociedad y, específicamente, en el mundo de la arquitectura.

Y dice el chiste:

En un pequeño pueblo andaluz (O inserten aquí su lugar de preferencia) allá por la segunda republica, los lugareños deciden que están del cacique hasta el moño y se plantean la colectivización de los medios de producción.

Reunidos en asamblea, los líderes locales enardecen al respetable:

–         Y para arar la tierra… ¡Los tractores serán comunales!

A lo que la población contesta como un solo hombre:

–         ¡BIEN!

Y sigue, cada vez más en su papel, uno de los jóvenes:

View original post 2,842 more words

Advertisements

About crisarquitectónica

Aprendiendo y divulgando Arquitectura. Ven a ver qué cuento en https://cristinamartinezgonzalez.wordpress.com/ o habla conmigo en twitter: @crisarquitecton

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: